Bulling_LoRelacional

RELACIONES PELIGROSAS. La manipulación en la dinámica grupal

Es de noche, has apagado la luz de la habitación y estás acostada en la cama, preparada para quedarte dormida de un momento a otro. Sin embargo hoy, no consigues conciliar el sueño tan fácilmente. Pareciera como si tu mente tuviera otros planes reservados para ti. Te has puesto a repasar tu día y has entrado en bucle pensando en cierto suceso que en su momento no advertiste del todo, o que habiendo llegado a captarlo, no conseguiste completamente entender. Vuelves sobre la escena una y otra vez, como los bebés que tiran insistentemente una pelota tratando de asimilar la distancia que se crea entre ellos y su objeto de deseo. Este es también el modus operandi de los gifs animados: repetir un instante para descubrir así una realidad que a pesar de estar ahí, nos pasó desapercibida, y que gracias a la reiteración y el ritmo, se nos antoja nueva, con un significado aún por explorar. Y al igual que los niños, encontramos cierto placer en ello.

 

El grupo de LoRelacional de #Meetcommons llevamos un tiempo haciendo esta misma operación: volver sobre situaciones grupales cotidianas que nos inquietan y que a través de formatos audiovisuales exorcizamos para apaciguar a los fantasmas, encontrar remedios que puedan servir igualmente a otras, y realizar más fácilmente sueños colectivos que precisan que nos capacitemos en cómo caminar juntas. Y es que funcionar de manera colaborativa tiene su “intríngulis” y a veces se vuelve un campo de batalla en el que distintas fuerzas y pulsiones actúan. Aprovechamos estos gifs que hemos generado para la ocasión, para detenernos en una dinámica grupal concreta: la manipulación.

 

No podíamos empezar de mejor manera que con un gif sacado de la película “Jane Austen en Manhattan” de James Ivory (1980), donde la manipulación es el tema central del metraje. En esta secuencia, vemos cómo un hombre saca a una mujer (su novia) de una estancia por la fuerza. El zarandeo que sufre la muchacha es subrayado por el movimiento de su coleta, el cierre brusco de la puerta y la negación de su cabeza, que remarca la agresividad del acto aportando gran dinamismo formal al plano. Esta escena desprende una alta dosis de violencia, en este caso física, que no será la única a la que se verá sometida la protagonista a lo largo del film. La manipulación en las relaciones interpersonales es una violencia, menos evidente, más sutil pero igualmente dañina. Al verla y conociendo el contexto (el chico está intentando sacar a su pareja de un grupo de teatro en el que está siendo manipulada), nos preguntamos, bajo pena de ser políticamente incorrectas, si no podríamos hablar también de manipulación (ser forzada a hacer algo en contra de la voluntad) en un sentido beneficioso para quien la sufre, a pesar del cariz típicamente inmoral, cercenador de la libertad y condicionador del criterio personal que se le atribuye a toda manipulación. Una violencia como táctica ocasional para contrarrestar otra violencia, con todos los problemas éticos e ideológicos que esto puede conllevar (y más aún si se cruzan por medio el amor romántico y los cuidados).

Violencia_LoRelacional

El gif creado a partir de “El Pueblo de los Malditos” de Wolf Rilla (1960) nos da la oportunidad de visualizar la manipulación ejercida colectivamente a modo de presión sobre el individuo. Una presión invisible en sus métodos pero de notorios efectos, que podemos percibir en el semblante de un hombre descompuesto. Un inquietante travelling que muestra la mirada coercitiva de unos diabólicamente dulces niños rubios, que sincronizando esfuerzos, acaban afectando la psique de un profesor neutralizado en su autoridad. Un plano contraplano, que enfrenta al grupo y al individuo, y que en este caso desemboca en un intercambio de fuerzas favorable al grupo de pequeños seres alineados en objetivos, sincronizados en actitudes y uniformizados en signos.

Bulling_LoRelacional

Estas son estrategias que no se nos hacen desconocidas, al contrario, somos capaces de reconocerlas y reconocernos en ellas porque: yo manipulo, tú manipulas, nosotros manipulamos… Es algo que aprendemos desde el propio grupo primario en el que somos integrados al nacer y que repetimos y transmitimos de generación en generación. La expresiva caída de ojos de Karra Elejalde en “Ocho Apellidos Vascos” de Emilio Martínez Lázaro (2014), mostrando una enfatizada y resignada decepción, es absolutamente maestra en este sentido. En ella se condensan no solo todas las veces que no hemos cubierto las expectativas de algún ser querido, sino también todas las veces que hemos condicionado nuestra conducta para evitar recibir ese o un gesto parecido e incluso todas las veces que a modo de autocensura, hemos descartado pensar o desear algo. Este desplome de la mirada recoge al mismo tiempo su reverso: todas las veces que un comportamiento adecuado ha sido objeto de recompensa afectiva, incentivo y celebración. Quizás podamos librarnos de tal manipulación cuantos menos seres queridos tengamos a quienes contentar, escapándonos así de los lazos de interdependencia a través del desapego, pero preferiríamos pensar en soluciones más maduras, que pasan por ser capaces de dar respuestas ajustadas a las situaciones ante manifestaciones de terrorismo afectivo.

Decepción_LoRelacional

Somos puras máquinas emocionales, de intrincados mecanismos de los que conocemos ciertas ecuaciones pero cuyo algoritmo complejo no llegamos del todo a descubrir. Aún así más previsibles de lo que pensamos, más manipulables de lo que nos gustaría admitir. “La Máquina del Tiempo” de George Pal (1960) fue una de esas películas que se quedó grabadas en mi plástico cerebro de 7 años, una tarde frente al televisor de la casa de mis abuelos. Fue ésta precisamente la escena que me impactó especialmente, en la que las personas acuden hipnóticas, de manera semivoluntaria y en masa, a un edificio que las devora, que les lleva a la muerte. Creo que en ese momento me hice inconscientemente una promesa, un juramento que en aquel momento no llegué a comprender y que se quedó guardado en algún lugar de mi mente. Insistente, reaparece con cierta latencia, de múltiples maneras, en loop, reincidente, igual que los gifs animados, esperando a que en el siguiente ciclo, descubra un poco más sobre él.

Autómatas_LoRelacional

Anuncios

Un comentario en “RELACIONES PELIGROSAS. La manipulación en la dinámica grupal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s